Salud y bienestar
Salud y bienestar
Salud y bienestar

Turquía es un país termal por excelencia debido a sus condiciones geológicas, ya que se encuentra en una zona tectónica y volcánica. En este país podemos encontrar más de 1.300 fuentes termales con importantes propiedades beneficiosas para la salud, cuyas aguas tienen una temperatura que va desde los 20 Cº a los 110 Cº y son ricas en azufre, sodio y calcio entre otros minerales. El termalismo es un concepto muy arraigado en la cultura turca y los famosos baños turcos aunque descienden directamente de los baños romanos imperio romano, tienen su propia historia, arquitectura y ritual de los baños. Los baños turcos o hammams combinan cuatro elementos: el calor seco, el calor húmedo, el frío y el masaje. Estos elementos estimulan y limpian el cuerpo además de ser beneficiosos para la salud.

Centros termales

En lo que a centros termales se refiere cabe destacar Pamukkale, que es sin lugar a dudas el más conocido, no tan sólo por su peculiar aspecto conformado por terrazas de agua y piedra caliza, que recuerdan a un castillo de algodón de donde procede su nombre ,si no por las fantásticas propiedades curativas de sus aguas, sobre todo para la piel.
En la actualidad, uno no puede bañarse en las cascadas de Pamukkale por motivos de preservación de las mismas, pero si se puede gozar de un agradable baño en la piscina de agua termal que hay situada justo al lado de las cascadas, y cuyas aguas son de la misma procedencia y por tanto igual de beneficiosas.
Otra opción recomendable es alojarse en uno de los hoteles balneario que se encuentran en las proximidades de Pamukkale, donde pueden disfrutar de sus diferentes tratamientos de salud asociados con baños en aguas termales.
Otros centros de termalismo a destacar son la localidad de Çesme situada en la maravillosa costa del mar Egeo, este es un lugar idóneo para la Talasoterapia..
Afyon es otro punto a tener en cuenta en la geografía turca en cuanto a termalismo se refiere, además en esta ciudad se está creando la infraestructura hotelera y termal adecuada.
Un centro de balnearios de tradición en Turquía es Yalova en la región de Mármara, aquí podrán relajarse y disfrutar en un balneario clásico al más puro estilo de los balnearios europeos del siglo pasado.
Para aquellos que sufran de problemas de psoriasis u otras enfermedades de la piel es altamente recomendable ir a Sivas en la región de Anatolia Central, ya que en esta localidad podrán bañarse junto a unos peces que poseen la virtud de curar o disminuir graves aflicciones dermatológicas.

Los "HAMMAM"

Visitar Turquía es sumergirse en un baño de culturas: otomana, bizantina y romana. Por tal motivo muchas de aquellas personas que llegan a Estambul, sienten curiosidad acerca de su historia, arquitectura y cultura del baño y expresan interés por tomar un auténtico baño turco. Actualmente hay 57 baños históricos operativos en Estambul. Sin embargo, la antigua Constantinopla se adapta a los tiempos actuales construyendo baños y saunas en las plantas bajas de los nuevos edificios importantes, que proliferan por toda la ciudad. Establecimientos con estilos arquitectónicos, servicios, sistemas de calentamiento y forma de funcionamiento muy diferentes de un baño turco tradicional. Es el resurgir de los “ hammam” utilizados desde una perspectiva más lúdica y terapéutica.