Compras
Compras
Compras
Compras
Compras
Compras
Compras

En cualquier lugar de Turquía encontrará objetos interesantes que comprar. Tanto en las zonas rurales como en las ciudades se pueden visitar bazares multicolores, mercados repletos de especias, pequeñas tiendas de gran encanto o centros comerciales modernos con artículos de diseño con precios más elevados.

La oferta del mercado es realmente amplia: hermosos juegos de café o té de latón, preciosas bandejas de cobre de todos los tamaños con inscripciones en árabe, cerámica y porcelana pintadas a mano de vivos colores con un precio muy asequible, además de una gran variedad de artículos tan diversos como platos, lámparas, palmatorias, macetas, cajas y jarrones, objetos de ónice, maravillosas pipas y boquillas de espuma de mar que consiguen que fumar sea todo un deleite.

Las alfombras y los tapices merecen mención aparte. Aunque ya se elaboran industrialmente, todavía quedan piezas realizadas artesanalmente. Los tejidos y diseños son muy variados consiguiendo piezas únicas que han obtenido merecida fama mundial.

También se pueden adquirir azulejos típicos de la cultura árabe con una amplia gama de colores, diseños y tamaños, narguilas, las famosas pipas de agua que se pueden probar antes en los cafés de toda Turquía, babuchas, las zapatillas de cuero tan usadas en los países árabes y preciosas chilabas para hombres o mujeres en distintos tejidos y con excelentes bordados. Las de caballero suelen ser lisas o con un estampado a rayas verticales mientras que las de señora tienen un color más vivo, además de llevar bordadas flores o caracteres árabes.

Los artículos de cuero resultan bastante baratos. Destacan por la relación calidad-precio las chaquetas y los abrigos. Las prendas de algodón imitando las marcas más conocidas en Europa tienen mucha aceptación y resultan muy asequibles. Se pueden encontrar diseños únicos en tejidos de calidad en las boutiques de los centros comerciales.

Las joyas de oro y plata son artículos muy buscados por los turistas. Se pueden adquirir piezas realmente originales adornadas con brillantes gemas de precios no excesivamente caros. Otra alternativa son los lotes de joyas de oro y plata mezcladas, que se venden al peso.

Los mercados de especias son uno de los lugares más exóticas de cualquier país árabe. Antes de entrar en él ya se percibe una gran profusión de olores que provocan sensaciones de lo más variado. En su interior, se pueden contemplar dentro de cajas y sacos de arpillera una amplia gama de colores que corresponden a especias de todos los lugares del mundo: azafrán cuyo precio es mucho más barato que en el resto de Europa, menta, alcarabea, tomillo, orégano, curri, guindillas, pimentón, canela, vainilla y un largo etcétera. No olvide comprar el excelente café turco, té, pistachos y gena natural con la que teñir el cabello.

Por último, no deje de visitar los mercadillos y Bazares de cualquier ciudad o pueblecito donde, con un poco de suerte, podrá encontrar verdaderos tesoros escondidos entre un montón de baratijas. En las tiendas y centros comerciales no tendrá problemas a la hora de pagar ya que admiten las principales divisas, así como tarjetas de crédito. En los bazares y mercados hay que pagar en efectivo, en liras turcas o en dólares.